Cómo utilizar bien los archivos PDF en Internet

02/09/2014
¡Cómo pasa el tiempo! La tecnología avanza que es una barbaridad. Televisiones, móviles y relojes inteligentes. Gafas y termostatos que se conectan a Internet. Pero hay algo que no cambia: los PDF. O, mejor dicho, el mal uso de los archivos PDF.

Llevamos tiempo sermoneando sobre cómo hay que escribir en Internet. Hace años que impartimos cursos sobre cómo comunicarse en Internet, y el correcto uso de los archivos PDF es uno de los temas que mencionamos.

Pero, ¿a qué me refiero con utilizar mal el PDF? He aquí dos ejemplos recientes:

  • Quería ver el horario de verano del polideportivo local. En su web tenían una noticia con el cambio de horario. Pero, en lugar de mostrar en esa misma noticia cuáles eran los nuevos horarios, adjuntaban un PDF para su descarga.
  • Recibí un correo anunciando una jornada. Al hacer click en el enlace del correo me descargué un PDF con la presentación de la jornada y el programa.

Tanto el uno como el otro eran textos cortos, fácilmente publicables en cualquier gestor de contenidos web normal. Pero muchos comunicadores prefieren maquetar los textos al milímetro en un Word, sin más razón que la costumbre.

Por qué no debemos usar los archivos PDF

No es invención nuestra. Los expertos en usabilidad llevan años diciendo que los PDF no son apropiados para la navegación web. Y lo pregonan antes de que aparecieran los smartphones. ¿Has comprobado cómo se ve tu PDF en un móvil?

Si el usuario ha llegado a tu sitio web, ofrécele la información que busca allí mismo, sin necesidad de salir a otro programa y formato. Además, ten en cuenta que los PDF no son de mucha ayuda para el posicionamiento en buscadores y quedan fuera del foco de los servicios de estadística como Analytics.

Cómo utilizar un PDF correctamente

Utiliza el PDF para aquellos documentos que han de imprimirse, o para manuales largos. Para el resto de los casos, pon el texto en una página de tu sitio web, en HTML. El PDF debe ser un extra, una herramienta que sirve para enriquecer el contenido que ofreces en tu sitio web, no para sustituirlo.

Cuando enlaces a un PDF, advierte al usuario que va a descargar un archivo y el peso que tiene. En ocasiones, puede ser útil pegar ese PDF utilizando un visor como Scribd o Issuu.

Siguiendo con los ejemplos arriba citados, lo siguiente sería lo correcto:

  • Mostrar el horario de verano del polideportivo en su propia página o en la noticia, el PDF sobra.
  • El correo que publicita la jornada debe apuntar a su sitio web, y allí aportar toda la información relevante, sin PDF.

Y así seguimos, a mediados de 2014, teniendo que explicar cómo hay que utilizar los PDF con fundamento.

Comentar

Para dejar un comentario tiene que identificarse. Para ello puede utilizar su cuenta de Facebook, Twitter o Google+

Mikel Lizarralde

Responsable de marketing. Va mejorando: antes vendía muebles