¿Quieres montar una ecommerce? ¿Seguro? Consejos para montar y gestionar una tienda online

16/05/2013
Quiero pensar que en la mayoría de compras que haremos en el futuro utilizaremos la tecnología, sea cual sea, para cerrar el trato. Llevamos tiempo escuchando diversos casos de éxito de ecommerce, como si Internet fuera una ciudad de oro, al estilo de El Dorado. Una tienda de deportes que vende no sé cuántos millones de euros, el zapatero que vende hasta en Japón o el caso de aquel que tiene un familiar transportista que reparte cada día docenas de cajas de naranjas de una granja valenciana. Cuidado. Este éxito no es gratuito ni sencillo, como para poder replicarlo inmediatamente.

En CodeSyntax gestionamos una tienda online. La tienda de ciclismo Kisale. La gestión de este año y medio nos aporta una bonita experiencia. Y, ¡lo que nos queda por aprender! Conocer en detalle los detalles de todo lo que rodea a una ecommerce nos aporta un valor añadido a la hora de trabajar con los clientes de CodeSyntax.

Lanzar una tienda online es algo más que un desarrollo técnico y un bonito diseño. Aquí te damos unos consejos para montar y gestionar tu tienda online.

La propia tienda

No pongo en duda que es importante desarrollar técnicamente una buena tienda online, robusta y segura. Así como trabajar el diseño y la usabilidad de la misma, para lograr el principal objetivo: vender.

Debemos pensar en cómo queremos que sea la tienda a medio plazo (internacionalización, nuevos tipos de productos, posibles funcionalidades extras, etc.), ya que pueden condicionar el desarrollo técnico.

Pero programar una tienda online es solo el primer paso.

Actualización tecnológica constante

Da igual qué tecnología has utilizado para hacer tu ecommerce. Seguro que tendrás que hacer cambios y actualizaciones. Puede que sea al cabo de unas semanas, unos meses o un par de años.

Siempre hay algo que mejorar. Cambios para mejorar tu posicionamiento en Google, optimizar tu sitio web para dispositivos móviles, nuevas funcionalidades, etc. Da igual que el cambio sea grande o pequeño, tiene un coste. Y esta necesidad de actualización es constante, no termina nunca.

Producto

Supongamos que lo que quieres vender es un producto, ¿lo conoces de cerca? Un consejo: antes de nada investiga:

  • ¿Puedes vender en Internet ese producto?
  • ¿Hay alguien que ya lo venda? Si es así, ¿a qué precio? ¿Puedes competir de manera rentable?
  • ¿Tienes que tener en stock el producto? ¿Debes guardarlo en condiciones especiales (por ejemplo en un frigorífico)?
  • Los proveedores, ¿te exigen un pedido mínimo de reposición o solo puedes hacer programaciones?

Textos y fotos del ecommerce

En una ecommerce es fundamental mostrar los productos con fundamento. Hay describir de manera precisa las características y las fotos deben ser elegantes. Puede que unas imágenes malas te hagan perder ventas.

Pero, cuidado. Tener una buena cámara no te convierte en fotógrafo. Ni saber utilizar los filtros de Instagram. Si no puedes conseguir buenas imágenes, lo mejor que puedes hacer es contratar a un fotógrafo profesional. Merece la pena.

Competidores

Analiza tu sector. Hazlo de manera concienzuda. Puede que ya haya algún otro que venda ese producto. Analiza el valor que aporta tu competencia, los servicios que ofrece, e intenta ofrecer algo distinto, tienes que diferenciarte.

Es fundamental conocer de cerca qué hace tu competencia, debes controlarla.

Operativa diaria

Me refiero a todo el trabajo que hay que hacer después de que llegue el pedido. Asegurarnos que el producto lo tenemos en stock, o no. Hacer los pedidos a nuestro proveedor. Preparar los pedidos para su envío. Hablar con el transportista. Etc.

Sin olvidar que es necesario mantener actualizada la información de los productos que ofrecemos (nuevas temporadas, por ejemplo), ni la gestión de la propia tienda.

Transporte

Una venta no se termina hasta que el cliente recibe y utiliza el producto. Elige el transporte adecuado para tu producto. Y trabaja con profesionales que ofrezcan un buen servicio.

Hace unos años trabajé en una ecommerce que vendía muebles y viví todo tipo de problemas con el transporte. Como se trataban de cajas grandes y pesadas era habitual que sufrieran golpes. Ahora en Kisale, por suerte, no hemos tenido ninguna mala experiencia, entre otras cosas porque las cajas son más pequeñas y ligeras y porque la empresa de transporte es algo más profesional.

Atención al cliente

¡Ay, el cliente! Nos llaman y nos escriben cada día. A veces para preguntar por cosas que ya las decimos en la tienda online. Pero los clientes no leen, en general. Y además nos quieren conocer. Somos pequeños, relativamente nuevos, y quieren saber quién está tras Kisale.

Facilita a tus clientes el modo de comunicarse contigo. Un teléfono y email son obligatorios. Ahora están de moda los chats. Otros están utilizando WhatsApp.

Ten en cuenta que tendrás que pasar buena parte del día hablando con los clientes.

Rapidez

Todo debe ser inmediato. Los clientes quieren que respondas a sus correos a las pocas horas. Quieren recibir sus pedidos lo antes posible. Quieren que se solucionen sus problemas, si los hay, inmediatamente.

Una de las características de Internet es que los cambios se producen rápidamente. Las nuevas tecnologías y funcionalidades se extienden fácilmente. Y estar al día es importante.

Y la competencia también se moverá rápidamente. ¡Qué buena señal que seas más veloz que tu competencia!

Marketing

Puede que tu tienda esté muy bien desarrollada, es atractiva, con unas fotos brillantes, pero si no entran visitas no venderás nada. Necesitas visitantes, tráfico. Y puedes hacer varias cosas para lograrlo:

  • Posicionarte bien en Google (SEO). Google suele ser una de las fuentes principales de tráfico.
  • Poner anuncios en Google con el programa Adwords.
  • Poner anuncios en otros sitios web.
  • Utilizar los comparadores para generar tráfico.
  • Hacer marketing en las redes sociales, especialmente Twitter y Facebook.
  • Escribir en un blog sobre tus productos y tu tienda.
  • Hacer campañas de marketing relacional ofreciendo tu producto a periodistas y bloggers.
  • Enviar un boletín de correo electrónico a tus clientes y amigos.
  • Campañas de afiliación.
  • ...

Y estas son algunas de las acciones que me he escrito a bote pronto. Se puede hacer mucho más.

Equipo de trabajo

Todo esto que menciono aquí arriba, ¿puede hacerlo tu actual equipo? ¿Tú mismo? ¿Seguro? No seas demasiado optimista. Es cierto que hay que tener cuidado en ampliar la plantilla, analizarlo bien, pero no descartes desde el inicio el ir creciendo de manera orgánica.

Bueno, ¿sigues queriendo montar una ecommerce?

Como has visto, el desarrollo técnico de una tienda online el solo el primer paso, un paso grande e importante, pero el inicial, hay mucho camino por delante.

Y, aunque pueda parecer lo contrario, estoy convencido de que es el camino, de que hay futuro. Vamos a ver crecer grandes tiendas online. Nosotros estamos aquí para ayudarte en hacerlo.

Comentar

Para dejar un comentario tiene que identificarse. Para ello puede utilizar su cuenta de Facebook, Twitter o Google+

Mikel Lizarralde

Responsable de marketing. Va mejorando: antes vendía muebles